domingo, 5 de julio de 2009

Buscando


Me entretuve buscando algo que echaba de menos desde hacía tiempo.
Cogí el bolso en el que creí haberlo guardado.
Transcurridos unos minutos de búsqueda me encontré entre mis manos con algo inesperado y desconocido, pero muy bello.
Reaccioné con enfado, pero tras unos segundos ese enfado dió paso a una sonrisa.
Seguidamente pensé que lo que tenía entre mis manos era hermoso, y llegó a mi sin esperarlo y que cuando eso sucede es porque realmente es bueno y no debemos dejarlo escapar.