sábado, 20 de junio de 2009

Vicente Ferrer



Hace tiempo escuché una entrevista en canal33. Fué un poco por casualidad, ese día me sentía un poco abatida por alguna tontería que ahora no viene al caso.

Lo que si recuerdo es cómo quedé paralizada ante la pantalla observando y escuchando tanta sabidura, tanto derroche de sencillez y humildad.

Escuché respuestas sencillas y lúcidas. Recuerdo algunas de ellas y me gustaría dejarlas aquí, aunque no son literales, las escribo de memoria.

Por ejemplo, recuerdo que a la pregunta sobre el premio nóbel dijo que no lo quería, pués sería un engorro.

Habló también sobre lo necesario que es un manicomio...pero hubo una que fué la que más recuerdo, era sobre su muerte.

El respondió que no quería que lo recordaran cuando estuviera muerto, sonriendo decía que mejor que lo dejaran en paz, pués allí donde estuviera volvería a hacer otra fundación Vicente Ferrer.

Pero señor Ferrer, eso que pide es un imposble, cómo no se le va a recordar, cómo no tener presente día a día que dedicó su vida a hacer posible lo imposible.

Cualquier persona con un ápice de sensibilidad le vamos a recordar eternamente.

.